Política de Karma Yoga

 

La práctica de Karma Yoga (voluntariado), en las diferentes áreas de la Comunidad Monjes Budistas Sakya Tashi Ling (Monasterio, Instituto, etc.), está dirigida a los estudiantes o meditadores de la Entidad. Este tipo de trabajo no remunerado y voluntario se ha desarrollado para que los estudiantes o meditadores puedan poner en práctica algunos de los elementos teóricos del aprendizaje de la disciplina meditativa, como los cuatro puntales o las seis paramitas. Para desarrollar esta actividad, es preciso cumplir alguno de los siguientes requisitos:

• Haber completado el programa Aprende a Meditar.
• Ser estudiante en curso del programa Meditar con Sabiduría, Acceso a la Meditación Mantrayana (Chenrezig Mahamudra Mahakaruna) o Meditación Mantrayana.

Si se cumple alguno de los requisitos anteriormente mencionados, la persona interesada en practicar Karma Yoga puede realizar una solicitud formal (debe solicitar el documento presencialmente en la secretaría del Monasterio) para cumplimentarla adecuadamente. Esta solicitud se remitirá al Instituto para que este se ponga en contacto con el solicitante, en el caso de que la propuesta de práctica de Karma Yoga sea oportuna y adecuada para la Entidad.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Puedo realizar Karma Yoga sin ser estudiante del Instituto o si no cumplo los requisitos?

Lamentablemente no es posible. Debe tenerse presente que la práctica de Karma Yoga está pensada para desarrollar de forma práctica algunos aspectos teóricos de la meditación y que se desempeña en diferentes áreas del Monasterio, por lo que deben cumplirse algunos requisitos esenciales por parte del solicitante.

¿Puedo desarrollar Karma Yoga si cumplo los requisitos pero hace años que no realizo ningún programa de aprendizaje?

En este caso, puede solicitar realizar la práctica de Karma Yoga. El Instituto valorará cada caso personalmente y, si lo considera oportuno, se pondrá en contacto con el solicitante.

¿Cuánto tardan en responder si se hace una solicitud? 

Cuando se realiza una solicitud, el Instituto la valora la solicitud e indica al solicitante si es posible desempeñar el Karma Yoga o si, por el momento, no es posible desempeñar la práctica. En el caso de que no sea posible, se le proporciona al solicitante la oportunidad de formar parte de una base de datos de solicitantes de Karma Yoga, por si, en el futuro, fuera posible desarrollar la práctica. Se recuerda que, para realizar una solicitud, es preciso cumplir los requisitos mencionados en la política de Karma Yoga.

¿Qué debo hacer si se acepta la solicitud?

En caso de que la solicitud sea aceptada, el Instituto concertará una reunión con el solicitante (estudiante o meditador) para establecer la práctica de Karma Yoga que se debe desarrollar.