Las Festividades Budistas

Un aspecto que puede ser complejo, cuando alguien se aproxima a la tradición cultural budista, es el calendario de sus festividades, cuándo se conmemoran y con qué finalidad se realizan, qué motivación tienen y cómo se llevan a cabo. Para ello, resulta preciso entender su origen y su finalidad (religiosa o cultural). Además, se debe tener en cuenta que, según los diferentes países donde se llevan a cabo, estas festividades pueden tener matices diferentes, pues, existen diferentes Tradiciones budistas predominantes en cada uno de ellos. Puesto que esto puede resultar, en profundidad, una tarea excesivamente compleja, dependiente de la realidad sociocultural y geopolítica de cada país, se establecerán unos rasgos generales que permitan comprender y aproximarse a estas festividades.

 

La finalidad, cultural o religiosa, de la festividad es el primer punto que puede resultar útil para comprender su simbolismo y temática. Las festividades con  finalidad cultural, aunque están fuertemente unidas a la realidad religiosa de los distintos países, varían en el tiempo de su celebración y en su simbolismo temático. Las festividades religiosas, en algunas ocasiones, varían en las diferentes tradiciones del budismo y en los países donde se sigue una u otra tradición. Las principales festividades religiosas acostumbran a conmemorar los momentos más importantes de la vida Buda y, aunque suelen realizarse en las mismas fechas en los distintos países, su contenido religioso es diferente en función de la tradición predominante de cada país. Asimismo, debe tenerse presente dónde se conmemoran las festividades, esto es, los monasterios y centros budistas donde se celebran.

 

De forma general, existen dos grandes grupos de monasterios y centros budistas: los fundados por maestros orientales y los fundados por maestros occidentales. En los monasterios y centros fundados por maestros orientales, dada la nacionalidad del fundador y, en algunas ocasiones, también la mayoritaria presencia en sus centros de personas orientales, se festejan, además de las conmemoraciones religiosas, las diferentes tradiciones culturales y sociales de los países a los que pertenecen. En los monasterios o centros fundados por maestros occidentales, cuyos núcleos suelen estar compuestos de personas occidentales, acostumbran a celebrarse las festividades religiosas, pero no las culturales o sociales de los países de donde proviene su linaje. Esto se debe a que, normalmente, se constituye un nuevo linaje dentro del linaje principal. Este nuevo linaje, aunque, lógicamente, pertenece al mundo occidental, puesto que parte del fundador o maestro occidental, nunca debe perder su conexión con el linaje tradicional. Esto es visible, por ejemplo, en los Monasterios de Sakya Tashi Ling, fundados por un maestro occidental y cuyo entorno sociocultural siempre ha sido occidental (aunque también pueden encontrarse algunos monjes orientales de la tradición tibetana dentro de su comunidad).

 

Asimismo, existe otro rasgo que añade complejidad a la celebración de las festividades budistas. La distinción entre el calendario solar y el calendario lunar, lo que dificulta enmarcar las festividades budistas en un día concreto del calendario al que normalmente se está acostumbrado, pues, debe tenerse en cuenta que, en estas celebraciones religiosas o rituales, hay que ceñirse estrictamente a la tradición milenaria, a los textos originales en los que se sustentan y a sus comentarios; estos, unos y otros, han tenido que ser transmitidos por un lama del linaje, con todas sus cualificaciones y permisos, y tienen que llevarse a cabo de una forma estricta.

 

Siempre debe tenerse presente que practicar la meditación y compartir la filosofía y religión budista no convierte a las personas en orientales socioculturalmente, por lo que pueden mantenerse, perfectamente, las ideas socioculturales propias de la tradición occidental a la que se pertenece. Precisamente, esta forma de conmemorar las festividades resulta muy positiva y beneficiosa, porque permite participar en el ámbito privado y social de las festividades que realizan las familias y personas próximas de forma normal (en el ámbito privado y social), independientemente de los credos o filosofías que profesen, porque la armonía y el entendimiento con los familiares y amigos siempre produce un resultado positivo y beneficioso (algo que siempre está por encima de cualquier diferencia).

 

Además, cada Tradición tiene fechas conmemorativas específicas y cada linaje tiene sus propias conmemoraciones festivas. En este aspecto, por ejemplo, en los Monasterios Sakya Tashi Ling, se conmemora el aniversario de Su Santidad el Dalai Lama, el de Su Santidad Sakya Trizin y el de los Cinco Santos y Sabios Fundadores de la Tradición. Dentro de la tradición budista, por supuesto, también se conmemoran, de forma personal, los días que se consideran especialmente auspiciosos (como el día del aniversario de cada persona), donde resulta especialmente benéfico realizar ofrendas de luz (velas), ofrendas de aromas (incienso), ofrendas visuales (banderas de oración) y realizar, o encargar a los monasterios, oraciones beneficiosas.

 

Otra distinción importante de las festividades budistas es la frecuencia con la que se realizan. En este sentido, existe otra división en dos grandes grupos: mensuales y semanales. Conmemorar las festividades budistas requiere un cierto conocimiento y una aproximación, más que a la cultura y sociedad tibetana, a la religión y filosofía budista. Así pues, debe comprenderse que la celebración de estas festividades es una conmemoración trascendental, cuya finalidad, más allá del aspecto festivo, es la toma de consciencia del meditador de los días relacionados con el Dharma. Esta es la intención con la que se festejan las festividades budistas en los Monasterios Sakya Tashi Ling, donde siempre debe tenerse presente, sin excepción, que, por encima de la conmemoración de la festividad, debe prevalecer la armonía, el respeto, la concordia y la comprensión entre las personas (en el ámbito privado y en el sociocultural), porque son festividades cuya finalidad trascendental es la de facilitar el progreso del meditador en la senda de la meditación para así beneficiar a todos los seres sin excepción.

 

Festividades Relevantes del Calendario Lunar
Anuales Mensuales
Día Motivación y Finalidad Conmemorativa Día Motivación y Finalidad Conmemorativa
Día 15

del primer mes lunar

Consagración de los primeros 15 días del año

(relacionado con Buda Sakyamuni; importante en méritos y deméritos)

10 Gurú Rinpoche
Día 25

del tercer mes lunar

Enseñanzas de Kalachakra impartidas por Buda Sakyamuni 15 Rituales de luna llena
Día 7

del cuarto mes lunar

Nacimiento de Buda Sakyamuni 25 Seres de sabiduría

(Dakas y dakinis)

Día 15

del cuarto mes lunar

Saga Dawa

(Wesak)

Iluminación y Paranirvana de Buda Sakyamuni

29 Dharmapalas

(protectores de la doctrina)

Día 15

del sexto mes lunar

Concepción de Buda 30

(o luna nueva)

Buda Sakyamuni

 

Leave A Reply